Copas... Cuales montar y como utilizar las copas en tu mesa
Mi objetivo es lograr que prepares platillos que dejen a tus invitados con la boca abierta no solo por el sabor y la presentación, también por la aparente sofisticación que se requiere para prepararlos. La realidad es que la cocina es mucho más fácil de lo que parece cuando sabes que y como preparar los platillos.

Mi intención no es la de dar recetas difíciles para expertos. Mi objetivo es que puedas preparar platillos exquisitos que aparentemente solo un experto puede preparar, con poca o nada de experiencia.
Entendiendo que la cocina es intimidante (lo fué para mi), y es por eso que diseño mi sitio y sus recetas para que cualquiera pueda preparar una verdadera comida Gourmet SIN frustraciones ni términos complicados. No voy a llenarte de conceptos imposibles de entender y de técnicas difíciles de implementar. Voy a darte todo lo necesario para que aprendas a cocinar platillos de todo el mundo como chef sin realmente serlo. Con un poco de suerte y práctica ¡hasta puedes llegar a serlo!

Cada semana estaré subiendo recetas, técnicas y vídeos que te guiarán por el fascinante mundo de la alta cocina... Fácil, muy fácil de preparar.
Espero que logre despertar tu amor hacia este arte y la única manera de hacerlo es que no vivas frustraciones para que puedas cocinar como experta desde el día 1.

Bienvenida pues a mi mundo, el mundo de la Cocina Creativa de Linda.

Linda Smith de Brockmann
Nota: Te pido te tomes unos segundos en registrarte en la forma de registro ubicada en la parte inferior derecha de esta página, para que te tenga dentro de mi base de datos y me permita estar en contacto dirécto contigo no solo dandote soporte, además recibiras tips, información nueva publicada en mi sitio, además de ofrecerte precios especiales en artículos, cursos y clases que solo doy a la gente registrada en mi base de datos.
Gracias
Copyright © 2012 Linda Brockmann y Gastronomía Creativa de Linda Todos los derechos reservados.
Gastronomía Creativa
de Linda
Recetas
Tips
Tienda
Contacto
Vídeos y Tutoríales
Home
Las copas son el segundo elemento más importante después de la vajilla al montar tu mesa. Es de vital importancia que elijas
aquellas que vayan con tu vajilla. No puedes tener una Vajilla clásica y usar copas vanguardistas de diseños modernos porque
rompen la armonía de tu mesa.

Además de escoger un diseño que vaya con tu vajilla, es igual de importante utilizar las copas correctas basado en lo que
vas a servir, de esto hablaré más adelante.
Este es uno de los aspectos donde la gente más errores comete, al utilizar copas que no van con lo que se planea servir.
Cuando montas una mesa con las copas correctas, reflejas no solo conocimiento de la cristalería, también demuestras
conocimiento sobre Vinos y licores.


Al igual que las vajillas, existen una enorme variedad en diseños y materiales para la cristalería. Las modas y los fabricantes han dado lugar a una libertad en cuanto a lo que producen y comercializan. Mi consejo personal como lo he dado en cada sección del área de la Buena Mesa; es que te apegues a los clásico.
Acuerdate que los diseños ultramodernos, ultrapasan de moda en un minuto y se ven viejos a los pocos años.

Los diseños clásicos son mucho más fáciles de combinar, no pasan de moda y mantienen esa aura de "elegancia" que los muy modernos no lo tienen. Otro consejo que te doy es apegarte a materiales y colores clásicos.

Si tu presupuesto lo permite te suguiero eligas una marca considerada como una de las mejores marcas de mundo, siendo esta Riedel. Con Riedel simplemente no le fallas. Es definitivamente mi marca favorita sin ser la más cara.
Riedel tiene una inmensa variedad de modelos, las encuentras facilmente en cualquier lugar del mundo (fácil reposición) y llevan muchos años en el mercado dadndote la seguridad de poder encontrar siempre repuestos a los "accidentes" de tu servicio doméstico.


De mis marcas favoritas están:
Riedel, Baccarat, Spiegelau, Nachtman, Schott Zweisel, Teroforma, Bottega, Peugot Bistro, Monique Lhuillier, Waterford, D'arques y Libbey por mencionar los más comunes.

Las piezas básicas con las que debemos contar en una cristalería son:

Copas de agua.
Copas de vinoTinto.
Copa de Vino Blanco.
Copa de vino dulce (postre)
Copas de champagne.

El vino se fue convirtiendo en un arte, tanto a la hora de elegirlo como de tomarlo, por lo que debemos tener en cuenta un mínimo de normas de protocolo y etiqueta al servirlo en una reunión, ya sea una cena o un almuerzo.

Para empezar, en una cena formal, la botella de vino no deberá quedarse en la mesa luego de servirse, sino que tendrá que ser colocada en una mesa auxiliar. Si se tratase de una cena informal, entonces se puede dejar la botella, simplemente por comodidad. En las mesas modernas se puede dejar el vino en la mesa en una licorera o sobre un portavinos de plata. Si vas a dejar la botella en la mesa, como sugerencia hazlo solamente en el caso de que sea un buen vino.

Las copas ideales deben de ser lisas y transparentes. Evita por completo las copas de color, que impiden que se aprecie el color característico de cada vino y como sabes, el color es parte importante en la cata y apreciación sensorial del vino.
En la mesa, las copas se colocan de izquierda a derecha, empezando por la copa para agua, se sigue con la copa para vino tinto y finalmente la de vino blanco.

Es importante sostener la copa por la base o pie, ya que si se hace por el cuerpo de la copa, el vino se calienta, alterando su temperatura ideal. Además, al dejar huellas, se ensucia la copa, afectando nuevamente la apreciación del color.

Finalmente, cuando hacemos un brindis, si se trata de una reunión formal, sólo debe hacerse un pequeño ademán de brindis, pero si estamos en una reunión informal, está totalmente permitido chocar las copas.

Con estas simples y sencillas reglas podremos desenvolvernos con soltura y confianza, disfrutando mejor del vino que hemos escogido para acompañar nuestra comida.


Características imprescindibles:

El cristal debe ser soplado y sin tallar, para que sea fino y transparente. Así permitirá apreciar el color del vino, su brillo y, en el caso de los espumosos, las burbujas.

El diámetro de la boca debe ser inferior al de su parte más ancha, para orientar los aromas apropiadamente.

El tamaño de la copa incide en los aromas mediante su mayor o menor aireación, difusión o concentración, y el diámetro y grosor del borde se diseñará para dirigir específicamente el líquido a la zona más adecuada del paladar y la lengua, dependiendo del tipo de vino.

La copa debe ser alta y fina, para que pueda sujetarse con facilidad y siempre debe sugetarse por la parte más fina o bien por la base para no ensuciar el cristal ni aumentar la temperatura del vino en contacto con las manos.

Su capacidad debe ser superior a los 210 mililitros, y como máximo debe llenarse entre un cuarto y un tercio de su capacidad. Así, se podrá observar sin problemas el ribete del vino y agitar éste en la fase olfativa, sin peligro de que se derrame.


COPAS PARA VINOS TINTOS

Aunque existen muchas variedades, las más utilizadas son la Borgoña y la Burdeos. En el caso de España que es uno de los grandes productores de vinos del mundo; también es muy conocida la tempranillo.

Borgoña: Se trata de un recipiente de gran volumen y boca ancha, tiene el borde superior ligeramente acampanado para realzar los sabores y dirigir el líquido a la punta de la lengua. Su forma de balón la hace ideal para vinos que necesitan una buena oxigenación. Particularmente les puedo decir que es mi copa preferida.

Burdeos: Con cáliz más alto, está diseñada para destacar las características únicas de estos "caldos" franceses. Su amplitud proporciona un desarrollo del bouquet completo y su forma permite que el vino destaque su dulzura y resalte sus aspectos frutales, restando fuerza a la amargura de los taninos.

Tempranillo: Ideal para la degustación de este tipo de variedad. particularmente me recuerda bastante al modelo burdeos.



COPAS PARA VINOS BLANCOS

La copa suele ser más pequeña que la de tinto, principalmente para que se sirvan cantidades menores y evitar que se caliente el contenido, ya que debe tomarse fresco.

Quizá la copa más conocida sea la chardonay, del mismo nombre que la uva. Se trata de una copa ideal para degustar vinos blancos con crianza y buen cuerpo.

Para vinos de Jerez o generosos: lo ideal es el catavinos jerezano, corto y estrecho. Es adecuado para la manzanilla o el fino, aunque no permite que toda la intensidad aromática de algunos vinos se manifieste con amplitud.

Para los espumosos la copa tipo flauta (típica para Champagne) es la que más se emplea, ya que permite observar el rápido ascenso de las burbujas.


La clasificación de las copas para vinos, licores y destilados así como la diferencia tan grande que hay entre ellas, se debe a que el diseño obedece a criterios varios como la "caida" de la copa en las distintas áreas sensoriales de nuestra boca. Es por eso que las copas, procuran ser delgadas en la boquilla y no gruesas para eliminar tanto como sea posible la sensación de vidrio de la boca. Una buena copa es delgada, y no tienen "costuras" en el tallo.
Otra cosa es que las mejores y mas finas copas son hechas de cristal y no de vidrio. El cristal es mas poroso, y esa porosidad hace que las moléculas del vino se revienten y se puedan expandir los aromas que contiene.

Hay muchos tipos de copas, pero para las catas son las llamadas standar wine tasting glass por la International Standards Organization.

Los distintos tipos comunes en el mundo del vino son:
Copa Syrah
Copa Borgoña
Copa Chardonnay
Copa Burdeos (para tinto y blanco)
Copa tipo Borgoña
Copa para Vinos Cote du Rhone
Copa de Champagne o flauta
Copa Burdeos Blanco Chardonay
Copa especial para degustación de Vinos Tintos


Para colocarlas en la mesa, el orden es el siguiente:
Copa de agua
Copa de vino tinto
Copa de vino blanco
Copa de champage


Las copas se sitúan frente al plato, y se pueden colocar en una hilera recta, en diagonal respecto al plato, o haciendo una pequeña elipse (curva).


A la hora de colocar las copas, tenemos que haber pensado las bebidas que se van a servir a lo largo de la comida. Habitualmente, se suele colocar simplemente una copa de agua, a la izquierda y una copa de vino, a su derecha. Siempre colocadas en la parte superior frente al plato.

Para la cena de Navidad o cenas elegantes, es habitual hacer un mayor despliegue de elementos y la cristalería no va a ser menos. No es conveniente, tampoco, inundar la mesa de piezas, para exponer toda nuestra cristalería, pero si podemos colocar alguna copa más de las habituales.

Lo máximo aceptable es colocar una copa de agua, una de vino tinto, una de vino blanco y la copa de cava o Vino de postre. Son suficientes para una mesa elegante. Por supuesto que se pueden poner otras muchas, como una copa de vino de Jerez, para el aperitivo, pero solo complica La Buena Mesa.





Bon Appétit......Linda Brockmann
Copa vino postre
Estilos de copas para tintos
Copa Riedel
Copa Vino espumoso
Copa vino blanco
Copa Vino Tinto
Copa aperitivo
Linda Brockmann

Dejame tus datos para mantenerte actualizado con las novedades y actualizaciones de mi sitio, promociónes especiales en cursos, clases y artículos.