El Chocolate en Suiza
Home
Gastronomía Creativa
de Linda
Recetas
Gourmet
Tienda
Contacto
El imperio Suizo del chocolate no se construyó de manera tradicional como muchos piensan.
Todo comenzó en 1697 cuando Heinrich Escher, alcalde de Zurich, descubrió la existencia del chocolate en el momento de un viaje en Bruselas.
Fue el primero que lo introdujo a Suiza donde el consumo era reservado para los miembros de las hermandades dirigentes de la ciudad y exclusivamente en banquetes.

En 1722, el consejo de Zurich declaró que el chocolate era indigno de los ciudadanos virtuosos gracias a la fama que ya había creado el cacao con la reputación de ser totalmente afrodisíaco.
30 años después, dos italianos decidieron montar la primera fábrica de chocolate en una antigua fábrica de papel cerca de Berna terminando en desastre total porque los ciudadanos despreciaban la nueva golosina declarándola no apta para los paladares de los suizos lo que llevó a que la fábrica se transformara en un molino de harina.
Fue hasta finales del siglo cuando finalmente otras fábricas de chocolate surgieron al oeste de Suiza, en Vevey, Morges y Lausana así como en el valle de Blenio en el cantón Ticino.
Pasaron casi 100 años desde la introducción del chocolate al país, hasta que finalmente se abrieran las puertas a la primera tienda de chocolates Berna en el año de 1792.



La madre de todas las invenciones
Suiza innegablemente no puede declarar ser la creadora del chocolate, sin embargo nadie puede negar que son a ellos quienes dieron forma al chocolate moderno a través de una serie de invenciones que fueron evolucionandolo hasta llevarlo al producto que ahora consumimos y adoramos.
La primera invención importante fue la de Charles-Amédée Kohler en los años 1850. Empezó la fabricación de chocolates en 1830, dedicando todos sus esfuerzos a la constantemente mejora sus productos. Creó una de las variedades más populares del chocolate en Europa, siendo el famoso chocolate con avellanas.
Posteriormente Daniel Peter se adentró en el comercio del chocolate cuando la invención de la lámpara de petróleo puso fin a su negocio de fabricación de velas. El origen de su nueva pasión por el chocolate no fue por amor al producto; se debió a una mujer que casualmente era hija de un chocolatero célebre.
Como había perdido su fábrica y ya no tenía trabajo, se dedicó a inventar nuevas recetas a base de chocolate para impresionar a la hija del chocolatera con la única intención de conquistarla.
En aquel entonces en Suiza se apreciaba poco el chocolate negro por su fuerte sabor amargo pero era el único que se podía conseguir en Suiza.
El paladar del consumidor exigía un producto dulce cosa que era casi imposible de conseguir. Peter en su afán de conquista, se entregó en cuerpo y alma a la difícil tarea de mejorar la textura y el sabor del chocolate. Durante 8 años, trató de añadir nuevos ingredientes de toda clase para que el chocolate se volviera más dulce y sobre todo del agrado del paladar de los Suizos. para complicar aún más las cosas, solo tenia a su alcance ingredientes accesibles en una región rural limitandolo enormemente. Hasta queso intentó incorporar con el evidente desastre que terminó siendo ese experimento en específico.
Finalmente en 1875 logró incorporar en una deliciosa mezcla el chocolate y la leche cuya receta es la base para la mitad de los chocolates que se producen en el mundo hoy en día.
Suiza terminó consagrandolo con un gran reconocimiento ya que el 80 % del chocolate consumido hoy en día en Suiza es chocolate con leche, mientras que el chocolate negro cuenta sólo con 12 % de las ventas y el restante es para el chocolate blanco. Lo que la historia no dice es si terminó casandose con la susodicha que tanto amor le dejó que hasta una industria ¡terminó creando!

Poco tiempo después de la invención de Peter, otro genio y creador iba a revolucionar la industria del chocolate en Suiza.
Rudolph Lindt produjo el primer chocolate en 1879. Su procedimiento, retiraba no sólo el sabor amargo del chocolate negro, también cambiaba su textura grumosa dandole esta textura aterciopelada que tanto nos gusta hoy en díq. Este procedimiento revolucionario fue bautizado como"conchage".
Su otra idea revolucionaria fue añadirle manteca de cacao al chocolate para darle las propiedades necesarias para derretirse perfectamente en el momento de su preparación. Hoy en día la empesa que fundó es de las grandes chocolateras del mundo, símbolo Suizo y considerada de la fábrica que produce chocolates rankeados entre los 10 mejores del mundo.



El reparto de la influencia
Suiza puede agradecer Bruselas (Bélgica) y a los Italianos por haber introducido el producto que evolucionó a ser uno de sus orgullos nacionales (Quesos, relojes, y bancos son otros) sin olvidar que la empresa más importante en alimentos en el mundo es Nestle, también es Suiza y también inició en parte gracias a la comercialización mundial del chocolate suizo.

La contraparte es que el mundo incluyendo Bélgica e Italia pueden agradecer a Suiza que gracias a sus revolucionarios inventos ellos a su vez tienen el chocolate como uno de sus orgullos en ambos países.
Gracias a la tradición ancestral de emigración de suizos a toda Europa, los artesanos chocolateros de origen suizo se diseminaron en el mundo entero. Alemania, Rusia, Dinamarca, Suecia y Finlandia son sólo algunos ejemplos donde su industrias chocolateras fueron fundados por estos migrantes.
Algunos de los nombres más grandes en la historia del chocolate en todo el mundo atribuyen sus orígenes al chocolate Suizo.

Juan Neuhaus de Neuchâtel (de origen Suizo) migró a Bruselas en 1857 donde abrió una humilde farmacia pero su nieto, es quien fue el inventor de la almendra garapiñada que ahora es el símbolo de la delicadeza y perfección del chocolate Belga y es este producto el que le dio la fama a este país.

Milton Hershey el magnate americano de la barra de chocolate más famosa y vendida en el planeta, era de descendencia suiza. Su antepasado Christian Hirschi huyó a Pensilvania en 1672 para escapar de las persecuciones religiosas donde fundó una fábrica de chocolates que terminó siendo hoy en día Hershey's.


La demanda explota
Las exportaciones anuales de chocolate suizo alcanzaron los 600,000 kilos a principios del siglo XX.
Para 1914, las exportaciones se habían elevado hasta 17 millones de kilos.
Suiza controlaba más de la mitad del mercado mundial del chocolate en los años que precedieron la primera Guerra mundial.
La guerra resultó en un enorme boom de crecimiento para los chocolateros suizos que abastecían a las tropas habidas por algo dulce en el cruel y sádico campo de batalla que fue la guerra de trincheras en durante la primera guerra mundial.
Esta costumbre dura hasta nuestros días ya que el chocolate forma parte básica de raciones diarias no solo del afamado ejército suizo también del los ejércitos de todo el mundo por ser una magnífica fuente de energía, un motivador emocional por su sabor y muy fácil de transportar a cualquier lado ya que no se hecha a perder. Los ejércitos también llevan consigo chocolates que dan a los niños de los pueblos que se encuentran en medio de las batallas como un "consolador" de sus sufrimientos además de ganarse la buena voluntad de ellos.

Fue hasta después de la segunda Guerra mundial que el chocolate perdió su estatuto de producto de lujo disparando así su demanda en todo el planeta.
los chocolates suizos estaban al frente de la conquista de los paladares del mundo entero.
Fué durante estos años de la posguerra donde los fabricantes de chocolate comenzaron a competir para crear más nuevos productos innovadores y cada vez de de mejor calidad para conquistar el mercado mundial que se les abría en ese momento.
El desarrollo de una nuevos productos era caro y la situación competitiva tan crítica que en 1955, se pusieron de acuerdo para no sacar nuevos productos al mercado durante un año permitiendoles darse un respiro y recuperar cuantiosas inversiones que habían tenido que hacer. Los líderes de este movimiento también incluyan a muchas de las enormes empresas suizas que ya se perfilaban como las grandes conquistadoras del mercado mundial.



Más que un simple bombón
El chocolate (dicho también Schokolade o Cioccolata) no es solo una gran industria en este pequeño país, también es una arte de vivir que ha sido heredado por generaciones.
Suiza tiene el récord de consumo mundial de chocolate, al ascender la cifra 11,6 kilos por persona al año.
Esto equivale a que cada persona en Suiza come una tableta de chocolate mediano cada día del año.
En Suiza cada región aporta a los festivales, ferias y festejos; su especialidad local como símbolo de tradición.
Pascua ve en sus tradicionales conejos el tradicional reparto de los huevos de chocolate costumbre que se ha esparcido a todo el planeta. Chocolates en forma de castañas y seta dan la bienvenida al otoño mientras que una flor de chocolate da la bienvenida a la primavera.
Cada año, Catherine Cheynel, leyenda en Ginebra por haber salvado a la ciudad en 1589 es honrada en la " Fiesta de la Escalada " que se lleva acabo cada año durante el fin de semana más cercano al 11 y 12 de diciembre. Esta celebración consiste en rendir homenaje a la famosa heroína con marmitas de sopa hecha de chocolate y llenas de verduras de mazapan.
Para el festival de Sechseläuten en Zurich, tradicionalmente se producen pequeñas figurillas hechas de chocolate de "Bööge" quien es el espíritu maligno del invierno, proclamando así el inicio de la primavera.



Proteger el emblema
El chocolate es uno de los emblemas mas fuertes de Suiza y el país destina recursos a medios de comunicación en todo el mundo con el fin realizar campañas publicitarias que mantengan su emblema intacto.
Los imitadores de chocolates Suizos son perseguidos en el mundo entero para obligarlos a que legalmente dejen de utilizar el nombre de Chocolate Suizo y fingir pertenecer a una tradición que se ha convertido en una industria que asciende a mil millones de euros gracias a las estrictisimas normas que rigen a todos los productores locales que producen auténticos chocolates suizos.

Esto ha logrado garantizar que cuando compres un chocolate que se dice de Suiza, tengas la garantía de que ha sido fabricado en efecto en Suiza por las normas que te garantizan que es de los mejores del mundo.


Linda Brockmann
Vídeos y Tutoríales
Home
Guía rápida de secciones populares
Vajillas
Maridaje de chocolate
Foro de Gastronomía
Recetas de Cocina
La Buena Mesa
Copyright © 2012 Linda Brockmann y Gastronomía Creativa de Linda Todos los derechos reservados.
Nota: Te pido te tomes unos segundos en registrarte en la forma de registro ubicada en la parte inferior derecha de esta página, para que te tenga dentro de mi base de datos y me permita estar en contacto dirécto contigo no solo dandote soporte, además recibiras tips, información nueva publicada en mi sitio, además de ofrecerte precios especiales en artículos, cursos y clases que solo doy a la gente registrada en mi base de datos.
Gracias

Dejame tus datos para mantenerte actualizado con las novedades y actualizaciones de mi sitio, promociónes especiales en cursos, clases y artículos.